Noticias

Prohibido jugar al golf

Con los ojos de hoy, cuesta creer que en algún momento se impusiese alguna prohibición para jugar al golf, pero las hubo y en varias ocasiones.

Señal de prohibido

El reinado de Jacobo II de Escocia consideraba el golf como una amenaza, allá por el 1457. Recibió presiones de la nobleza que veía como el golf, junto con el fútbol, distraía a los jóvenes de la práctica del tiro con arco, esencial para las constantes batallas contra los ingleses. Por ello, el monarca decretó una ley que ordenaba que fueran perseguidos y castigados los que practicaran este deporte y también obligaba a poner blancos de tiro en todas las parroquias y la organización de cuatro torneos al año de tiro con arco en cada región.

Así, se fomentaba este deporte mientras los golfistas eran perseguidos. Esta prohibición duró casi medio siglo, ya que los siguientes gobernantes también decidieron revalidarla. 

La prohibición fue ratificada en 1471 por James III y nuevamente en 1491 por James IV, lo que muestra que pese a la amenaza de castigos siguió creciendo la fama del nuevo deporte.

La firma de la “Paz Perpetua” en 1502 entre Inglaterra y Escocia hizo que James IV derogara la ley. Incluso él mismo ya era un fanático. 

La ilegalidad del deporte había desaparecido, pero la alegría duró poco, pues la Iglesia no quería que se jugará los días de misa. El golf nuevamente fue prohibido y la mayoría de las ciudades lo decretaron un “divertimento insustancial” durante el domingo.

En 1593 dos jugadores, John Henrie y Pat Rogie, fueron encarcelados por jugar en Leith Links durante los oficios religiosos. James VI, otro rey fanático de este deporte, intervino en 1618 ordenando que se dejara en paz a aquellos que practicaran golf el domingo, fuera de las horas de misa. La Iglesia no vio con buenos ojos la tolerancia real, pues muchos seguían siendo sorprendidos practicando en horario del culto.

Para poder jugar, muchos salían temprano y llegaban tarde a los sermones. También se retiraban antes o incluso renunciaban a asistir para poder practicar, por lo cual está lleno de registros de castigos a quienes infringían la norma. Las dos primeras veces eran en dinero y si se repetían debían mostrar público arrepentimiento de sus actos y, en última instancia, venía la excomulgación.

No fue sino hasta 1898 cuando el club de Panmure presentó por primera vez una moción para que se permitiera el domingo sin restricciones, la que recién en 1925 fue aprobada. Sin embargo, el Old Course de St. Andrews no lo aceptó y, salvo cuando se juega The Open, aún permanece cerrado el domingo.

Compartir en

Más noticias

El Encín Golf y WAGC organizando el 6º Match Play Parejas destino Tailandia

En el campo del Encín Golf (Madrid) se va a celebrar la sexta edición del Match Play por parejas destino Tailandia,...

Las golfistas madrileñas con los pies en la Tierra

El XVI Circuito Senior Femenino de la RFGM celebró ayer su segunda cita del 2024 en el Club de Golf Retamares con l...

Compaginar trabajo y competición es posible

Acuerdo de colaboración entre Nationale-Nederlanden y la Real Federación de Golf de Madrid para ayudar a trabajar a...