Noticias

Maneras de evitar una insolación o golpe de calor

7 consejos para que el calor no nos juegue una mala pasada en el campo de golf.

Se acerca el verano, llegan las altas temperaturas y no queremos dejar de disfrutar de nuestro deporte favorito, aunque debemos hacerlo con mucha responsabilidad. Para evitar sufrir una insolación, es necesario adoptar una serie de medidas fundamentales: 


Hidratación: es la más importante de todas. En cualquier momento, pero especialmente mientras juegas al golf, debes mantener el cuerpo convenientemente hidratado, bebiendo unos 2-2,5 litros de agua al día. Lo más conveniente, especialmente para las personas mayores y los niños, es llevar siempre una botella de agua encima y beber a pequeños sorbos cada cierto tiempo, incluso si no se tiene sed. La fruta y la verdura fresca también contribuirán a una buena hidratación. Hay que evitar las bebidas con cafeína y alcohol, ya que tienen un efecto diurético, lo que contribuye a la deshidratación. 

Horas de salida: conviene evitar las horas de mayor calor (entre las 12:00 y las 17:00 horas). Lo ideal es que tu tee time sea a primera hora de la mañana o a última de la tarde, aprovechando que en verano hay muchas más horas de luz. 

Ropa adecuada: Tu vestimenta, aparte de cumplir con la etiqueta del campo, ha de permitir la transpiración. Para ello ha de ser ligera, holgada, mejor blanca (rechaza la luz solar) y de algodón, que permita la transpiración. Las fibras acrílicas retienen más el calor y dificultan la transpiración. En la actualidad, hay fibras especiales para el sol, que rechazan la radiación ultravioleta. 

Sombrero/gorra y gafas de sol: es muy importante, especialmente en niños y ancianos, ya que protegen del sol. Los sombreros o gorras deben favorecer la circulación del aire en su interior (no deben ajustarse demasiado a la cabeza). 

Caminar por la sombra siempre que se pueda. Ir por el rough en verano no es tan malo, y si vas por el centro de la calle, aprovecha cada parón para ponerte a cubierto.

Comida ligera y fresca: evitar las comidas condimentadas y pesadas. La fruta, las ensaladas y en general las hortalizas frescas favorecen la hidratación.


Y fuera del campo de golf… 

Vehículos: no permanecer en coches estacionados o cerrados y mucho menos dejar a los niños en estas condiciones. Hay que mantener las ventanillas abiertas o poner el aire acondicionado.

Casa: debe mantenerse el interior lo más fresco posible. Si no se dispone de aire acondicionado, utilizar el ventilador y mantener las habitaciones en penumbra facilita este objetivo. 


Si aún así, aparecen los primeros síntomas de una insolación (sudoración excesiva, fatiga, subida de temperatura corporal, mareos, etc.) se debe reaccionar inmediatamente, volviendo a casa lo antes posible para aplicar compresas de agua fría o hielo en el cuerpo, rehidratarse y permanecer tumbado en el lugar más fresco de la casa hasta que vuelva a normalizarse la temperatura del cuerpo. 

Compartir en

Más noticias

RFGM y U.S.KidsGolf: unidos para cuidar el golf de los más jóvenes

Un acuerdo que arranca este fin de semana y del que se beneficiarán muchas jóvenes promesas

Paula conquista Estados Unidos

Paula Martín logra el título de la Liga Universitaria de EE.UU. con Stanford

El juego corto y claro

Ayer fue un día sensacional para jugar la novena prueba del Circuito senior y supersenior de P&P en Forus Las Rejas...